logo

Lecciones Aprendidas

El proyecto BioPaSOS es implementado en tres territorios de intervención en los estados mexicanos de Jalisco, Campeche y Chiapas. Les compartimos las principales lecciones aprendidas del proyecto en cada estado:

Jalisco

Las instituciones vinculadas al sector productivo, ambiental y social en el estado de Jalisco cuentan con las Juntas Intermunicipales de Medio Ambiente (JIMAS), las cuales son promovidas por el gobierno del estado y dan fortaleza a las acciones para promover el desarrollo sostenible en los territorios bajo su cobertura. Bajo este modelo de gobernanza y con el apoyo directo de la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente para el Manejo Integral de la Cuenca Baja del Río Ayuquila (JIRA) y la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de la Costa Sur (JICOSUR), y de otros socios locales, el modelo de las Escuelas de Campo se ha difundido a más 20 de localidades en 10 municipios de la Cuenca Baja del Río Ayuquila y la Región Costa Sur de Jalisco.

Durante el proceso de conformación de las Escuelas de Campo (ECA) en los territorios de intervención del proyecto BioPaSOS en Jalisco, el apoyo de las instituciones locales y el acercamiento y vinculación directa con los productores de los diferentes ejidos y comunidades ha sido clave para la construcción de una relación de confianza, que ha permitido conocer las fortalezas y necesidades de los grupos que integran las ECA. Desde esta perspectiva, se han identificado participativamente oportunidades y promovido acciones que se espera contribuyan a mejorar el proceso productivo de los diferentes grupos organizados en los territorios de implementación del proyecto.

Los productores ganaderos vinculados a las Escuelas de Campo reconocen la importancia de la capacitación y del acompañamiento técnico para la mejora de la producción y conservación de los recursos naturales (biodiversidad, agua, suelo, bosques) en sus unidades de producción. Aunado a ello, identifican la necesidad de contar con el apoyo financiero que les permita desarrollar emprendimientos que contribuyan a mejorar la economía de la familia y de sus comunidades.

A través de las acciones desarrolladas con las Escuelas de Campo se ha motivado la participación del grupo familiar, lo cual se espera contribuya al empoderamiento del productor ganadero y su familia para mejorar sus ingresos y condiciones de vida.